martes, 18 de julio de 2017

Escalada "Directa de los franceses" a la segunda Torre de Cebolleda.


Reunión de amigos en el Cornión!

Tras varios intentos frustrados por el trabajo, por fin podemos quedar Mikel y yo para escalar algo en el monte. Muchos eran los planes, principalmente en el Urriellu y su entorno, pero nos decantamos por la soledad y tranquilidad del macizo Occidental.


Hagas lo que hagas en este macizo, el acceso es casi siempre el mismo. Dejamos el coche en Pandecarmen para poner rumbo a  Vegarredonda y allí decidir objetivo.

De nuevo, el día se presentaba espectacular y con un mar de nubes precioso. Ésta parece ser la tónica de este verano, solazo en Picos y nubes e incluso orbayu en la costa. Así que todos para picos!!


Subimos a muy buen ritmo y como no, aprovechando el momento y paisaje para hacer fotos. 

Parada inevitable para observar futuros proyectos en el entorno del Junjumia. El Junjumia como sabéis, es uno de los barrancos mas bonitos y "potentes" de Picos de Europa y seguro España. Como no, está donde está y está prohibido. 

Sin embargo, no sólo existe el barranco. También hay sedos y caminos antiguos de pastores donde seguramente se pasa igual de bien/mal que dentro del barranco, pero eso será otra historia.


Llegamos a Vegarredonda y como casi siempre, paramos en el refugio antiguo a coger agua y descansar un poco.

Desde allí, nos quedaba subir Llampa Cimera y llegar así al cruce de caminos donde tendríamos que fijar objetivo. 


Con muchos planes y ya que hace mas de 12 años esta parte de Picos fue para mi como una "segunda casa" al visitarlo frecuentemente para escalar, decidí ir a las Torres de Cebolleda para que Mikel disfrutase de una de las mejores rocas que tenemos en Picos, en especial sus canalizos.


Una vez coronado "Llampa Cimera", nos desviamos hacia fuente Prieta (derecha) pasando por debajo del "Porru Bolu". Tras pasar éste, de nuevo encontramos otro cruce de caminos. 

A la derecha y un poco mas bajo podemos ir hacia el "Llanu los Pozos", los "Tres Poyones" y base del "Requexón".... y mas arriba y a nuestra izquierda sube un bonito camino que nos lleva a nuestro objetivo.


Poco a poco fuimos ganando altura con un calor y temperatura ya importante. Increíble el tiempo que estamos teniendo en los Picos, e increíble el calor. Este verano será duro...

Lo bueno de este camino son sin duda las vistas. Desde el lago Enol y toda la "costa" (hoy un mar de nuebs), hasta ver muy de cerca el "Requexón" y "Los Tres Poyones".


No solo paramos para beber y descansar.... espectacular mar de nubes!


Tras coronar el Collau Les Merines, vemos al otro lado un espectáculo de Valles, Picos y mar de Nubes.

Desde el Tiatordos hasta el Pierzu, donde el día antes estuve acompañando a un grupo de Madrid muy majo y divertido,  desde donde pudimos disfrutar de unas vistas espectaculares de la zona en la que estamos.


Poco a poco y llegamos por fin a la base de las "Cebolledas".

Tras explicarle a Mikel diferentes vías, nos decantamos por la que quizás sea la mas bonita y disfrutona de toda la pared y sector, "La directa de los Franceses" a la segunda Torre de Cebolleda. 

Recordar que las "Cebolledas" están compuestas de tres Torres, donde existe una preciosa arista que las comunica, incluso con la opción de continuarla hasta la "Torre de Santa Maria" pasando antes por la GUA.


Unos minutos mas de subida, y estamos al Pié de la segunda Torre y de "nuestra" via!

"La directa de los Franceses" fue abierta en 1976 por O. Beghinet, C. Dropny, Jean Oscaby y C. Schneider. Increíble en esos años como eran capaces de subir y dibujar vías como esta... 


Reseña de la vía que vamos a escalar. 

Pese a que aparentemente es una ruta sencilla que no pasa de V+, no hay que relajarse ya que tiene largos tan bonitos como "recios" si se va justo, y uno en especial un poco expuesto (primero de cuerda).


El comienzo de la vía está muy bien marcado por una cueva. Allí Mikel y yo nos refugiamos del calor, que cada vez era mas insoportable.


La vía comienza con un largo de IV muy bonito. Se entra por la derecha de la cueva para bordear esta por encima. Hay dos puentes de roca al comienzo y luego se protege muy bien. La reunión tiene un muy buen puente de roca.

Muy buena roca y muy bonito de escalar. Unos 35 metros mas o menos de longitud. 


Nosotros empalmamos el primer largo con el segundo apurando las cuerdas casi al máximo.

El segundo largo comenzaría en travesía hacia la derecha por una especie de terraza hasta ponernos al píe de un espectacular muro de canalizos. Canalizos hiper adherentes y tan profundos que se protegen muy bien. Esta parte es la que le da el grado de IV+.

Unos 25 metros de largo y de nuevo un buen doble puente de roca en la reunión.


"Flipando" con la calidad de la roca, encaramos el tercer largo.

Largo similar al anterior ya que comienza por una parte sencilla y tumbada, para luego encarar otro muro de canalizos guapísimos donde se concentra la dificultad de IV+, y donde de nuevo se protegen muy bien.

Reunión de un puente de roca que reforzaremos con el 0´75 de Camalot (verde) ya que el puente es precario. Unos 25 metros de longitud.


Cuarto largo y empieza el verdadero espectáculo y dificultades.

Fisura muy vertical donde al menos se puede ver un clavo y un puente de roca, pese a que se protege muy bien. En muchos croquis le dan de V, pero para mi sin duda podría ser V+. 

Yo soy de los que piensa que vale mas tirar por lo alto que por lo bajo en cuanto a los grados y sobre todo, a cerca de vías y largos sencillos donde la gente puede ir un poco justa. 

Esta vía es un "caramelo" para aquellos que empiezan a escalar en montaña, o sin mas para los que escalen este nivel de dificultad. Este largo si se va justo, pues puede dar muchas sorpresas!.


El largo tiene dos partes. La fisura propiamente dicha.... y luego un muro muy bonito que acaba con otra bavaresa. Largo tan bonito como variado.

En total, 30 metros de largazo donde disfrutamos como enanos. Reunión de un clavo y un puente de roca en una cómoda terraza.


Aquí Mikel disfrutando de a bavaresa final, y creo disfrutando como nunca!


Encaramos así el Quinto largo, sin duda el mas peligroso y precario.

Largo de V+ que sale por una placa muy expuesta y donde no te puedes caer. Tan sólo son 7 metros, pero hay que ir fino de pies. Tras un comienzo delicado, luego mejora y ya se puede proteger algo en una fisura.

Tras la fisura llegaremos a una "llambria" enorme que cruzaremos en travesía hacia la izquierda para buscar un puente de roca donde montaremos reunión, que podemos reforzar con friends.


Las vistas de la Peña Santa son brutales!


Encaramos así el último largo.

Largo corto y sencillo (IV) que nos deposita en la misma cima de la segunda torre de Cebolleda. 


Parada para comer, apurar el agua que nos quedaba y como no, disfrutar de las vistas.

Mi idea era continuar la arista hacia la Torre de Santa Maria, para lo cual en el largo anterior nos podíamos desviar directamente, solo que lo decidiríamos en cumbre.

El cansancio se notaba, el calor castigaba ya demasiado y el agua escaseaba. Todo esto hizo que nos conformásemos con la vía teniendo en cuenta que veníamos en el día. 


Bajarse de las Torres de Cebolleda no es nada cómodo. 

Descenso largo y con muchos des trepes. Para mi muy entretenido aunque a la sombra mejor.


En el caso de no conocer el descenso o haber subido por la vía normal a estas cumbres, hay que estar muy atentos a los Hitos.




Por fin estamos de nuevo en el Collau les Merines donde nos encontramos con un buen rebaño de vacas. Aquí ya comenzaba un camino mas agradable por fin! y sin parar, bajamos directamente para el coche que al día siguiente tocaba madrugar y de nuevo volver al monte. ¿Mala vida eh?


De nuevo un gran día de escalada junto a un buen amigo, donde lo mejor y eso que hoy era difícil de igualar, fue la compañía.

Vía preciosa que si se va con el nivel adecuado es para disfrutar de una de mas mejores calizas de Picos. 

En las guías le dan una dificultad obligada de V-, para mi sin duda la dificultad obligada es de V+. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario